Ser Educador Scout es; Elegir ser voluntario o voluntaria.  Es decir, elegir libremente, generosa y solidariamente dar tu tiempo y tu trabajo a los demás, sin recibir recompensa económica por ello.

Ser voluntario o voluntaria es trascender los límites de tu empleo remunerado y de tus responsabilidades cotidianas para contribuir de diversas formas a la construcción de un mundo mejor, sin esperar recibir a cambio ningún beneficio, mas que el simple hecho de saber y ver como nuestros conocimientos y sobre todo el método scout es trasmitido a los beneficiarios en ese momento, como así también en las distintas generaciones por venir.

Si queremos entender mas que se siente ser Educador o Educadora Scout , por qué no nos lo dicen ellos:

Educadores del Grupo Scout Armonía de Montevideo, Uruguay.

Maximiliano De los Santos; Educador de Manada13091886_1103958183001650_3350233966367636640_n

Educar rama Lobatos, me genera un sentimiento especial. Desde el punto de vista educativo, yo aprendo demasiado Sábado a Sábado mientras estoy en reunión con los Lobatos, aunque, por momentos soy uno más de ellos. Sorprendiéndome a la par, aprendo más de lo que educo y de lo que puedo trasmitir en conocimiento porque ellos están en continuo cambio. Es una unidad que me gusta, me agrada por lo cual me siento cómodo.

Una anécdota mía es la de un viejo educador que me marco mucho en mi vida “Hathi” a él le dije que cuando Yo sea grande y llegase a ser educador, iba a hacerlo de manada. Paso el tiempo y obviamente llegué.

Siento que aporto mucho, me siento cómodo, feliz. Sobre todo con el contacto con lobatos y lobeznas.

Siento que estoy en la base del Escultismo, más allá que sea Tropa. En la base de lo que uno quiere aspirar a futuro   con los que se quedan. Porque algunos están de paso y otros realizan su etapa completa para luego,  poder educar y  llegar a ver  que el día de mañana están enseñando a tu lado o están en otras Ramas. Como actualmente ya está pasando. Ya no son los mismos niños  de 8 años que tuviste al lado, sino que ya son de 12, 13, 14, 15 años y como que woow; es mucho, es demasiado. Ver crecer a los jóvenes a quienes tuviste en la Rama como Lobatos y Lobeznas y verlos crecer es la mayor satisfacción.

Gabriel Ferrando; Educador de Tropa Scout11960126_10206527751465041_6234152886304698822_n

 

El estar educando en rama Scout es un desafío constante, me exige poner lo mejor de mi parte para que los chiquilines aprendan y disfruten.

Es una responsabilidad muy grande que abrazo con gusto y dedicación, es un aprender cada día cosas nuevas y aplicarlas a uno mismo.

 

 

11698546_10200929122345972_8817578146655284803_nSaiana Brum; Educadora de rama Pioneros

Bueno, formar parte del equipo de educadores me genera mucho amor y empatía en todos los aspectos.

Lograr complementarse para transmitir lo que pensamos que está bien de la vida, un modo de vivir, entendiendo las diferencias de los otros. Lo transmitís con ganas y mucho amor, porque tú quieres que el pionero o pionera lo reciba como lo que es, un acto de amor donde uno trata de aconsejar o dar su punto de vista como a un igual, pero más que nada como tu familia, como a un hermano.

 

Mónica Perdomo; Educadora de la rama Rover13241320_1112855092111959_4126430200995322009_n

Es un gran desafío, de a poco siento que me van integrando.
Es un orgullo también que de alguna manera me propusieran formar parte de ellos, me queda mucho por aprender y espero poder devolverles algo de lo que me dan.
Cada uno con sus luces y sus sombras, pero siempre dando, como son los Rovers ¿no?

“SERVIR”

Este es mi sentir, aún tengo muchas incertidumbres con respecto al lugar donde me encuentro, pero jamás arrepentida de formar parte de la familia scout.

Elegir ser educador o educadora de tiempo libre en una propuesta de educación no formal. Esta es una enorme responsabilidad, pero también una fantástica oportunidad de contribuir a transformar el presente en la vida de niños, niñas y jóvenes, y de mirar el futuro con ojos esperanzados.

S.L. P. S.

Mauricio Del Castillo