Sí se puede ser Coqueta en los scouts

Sí se puede ser Coqueta en los scouts

Mi llegada al escultismo
El arte de ser scout
Scouts del Paraguay

Siempre ha existido esa eterna “lucha” entre ser una chica scout y el poder mantenerse igual de coquetas que siempre sin embargo debemos reconocer que en los scouts no siempre el momento es el más adecuado para tener el cabello bien peinado y las uñas totalmente limpias. Si bien el ambiente que la montaña nos brinda durante los campamentos siempre hace que nuestro look se vea de todo menos chic sin embargo no por eso debemos dejar que el estereotipo de que las chicas scouts no somos coquetas se cumpla.

En este sentido, una de las típicas frases que siempre escuchamos cuando invitamos a alguna chica al movimiento es “No, no quiero porque ahí las chicas son como marimachas” lo que evidencia una resistencia a formar parte del movimiento por este lado. No obstante, esa frase también demuestra otro mito más referente a los scouts porque sí, eso es lo que es: un mito. Digo que lo es por el simple hecho de que hay muchísimas chicas en el movimiento que son incluso más coquetas que una reina de belleza, he visto guías, rovers y dirigentes quienes siempre tienen su cabello bien peinado, su sencillo maquillaje siempre está intacto y los accesorios nunca faltan en su uniforme lo que realza la belleza de esa combinación entre ser mujer y construir un mundo mejor.ewfef El hecho de pertenecer a una organización cuyas actividades a veces exigen que saquemos nuestra fuerza de Hércules y que pasemos por una que otra pista de Tarzán, no significa que debamos dejar nuestra feminidad de lado para pasar a convertirnos en un chico más; todo lo contrario. El hecho de hacer estas actividades solo debe servir como una manera de realzar nuestro poder femenino y demostrar que si queremos la luna nosotras nos la bajamos con nuestro propio bordón. No estoy hablando de pintar al movimiento de rosado ni de hacer al uniforme un disfraz con mil y un pulseras, estoy hablando de mantener ese aire femenino cuando la situación nos lo permita, de usar nuestros accesorios porque el manual del uniforme lo permite y de peinarnos bien en los campamentos para no salir mal en las fotos y evitar quemarnos el cabello con la fogata (Cosa que me pasó una vez). Por otro lado, tampoco me refiero a que es una obligación que una niña deba cargar mil y un pulseras encima junto con toneladas de maquillaje en la cara, eso no es obligatorio, es opcional, es una elección que toda muchacha tiene el derecho de escoger o no, de lo que sí hablo es que no hay ningún problema en querer equilibrar estos lados de una chica.

Si bien, muchos se preguntarán qué sentido tiene el estar arreglándose tanto para terminar hecha un desastre al final o, también, porque acomodarse tanto si uno no va a buscar novio para allá, y es entendible porque hasta yo misma siempre me digo eso, no obstante, algo que he aprendido de varias dirigentes que he tenido (Incluyendo a mi madre) es que la imagen que tú le des a los demás de ti misma es la manera en la que te van a tratar y creo que todos concordamos en que cada joven, y en especial cada chica, que este en el movimiento debe portar el uniforme adecuadamente para poder mostrar la cara verdadera del Movimiento y los muchachos que forma quienes son ciudadanos conscientes de su imagen y que siempre andan lo más arreglados posible. De este modo en el caso de las niñas, la imagen que deben dar, no solo a través del uniforme sino también de su comportamiento, es la de que las actividades pesadas que realizan solo sirven para realzar la fuerza y el poder femenino y para forjar su carácter el cual les ayudará a ser mujeres edificadoras de un mundo mejor, todo eso sin dejar de lado todo lo chic y femenina que se puede ser aun siendo scout, ya que no existe nada mejor que poder usar unos buenos tacones pero también tus botas de campamento favoritas.  

wf
Michelle Lozada
Mlozada@fogonvirtualscout.com

Newer Post
Older Post

COMMENTS