A última hora

A última hora

    Esta historia comenzó desde un viernes a las 2:10 de la tarde, faltaban 10 minutos para que mi clase acabara, ya estaba mentalizado qu

CA.IN.RA Campamento Internacional de Raiders
Tips para el armado de tu mochila de campamento
Encuentro de Culturas Scouts 2015

 

 

Esta historia comenzó desde un viernes a las 2:10 de la tarde, faltaban 10 minutos para que mi clase acabara, ya estaba mentalizado qué era lo que debía hacer, en mi mente se había formado una lista imaginaria de deberes preparados para ser tachados al cumplirlos.

Sonó el timbre y como cual lobato hambriento corrí hacía mi auto, había sido día de entrega y con trabajo lograba mantener el equilibrio de mis 2 mochilas repletas de láminas, cuadernos y libros, una maqueta en las manos y mi suéter en el cuello.

1

Foto: Diego Ruvalcaba

Había logrado llegar a mi auto, aventé todas mis pertenencias en el asiento trasero, me puse frente al volante y tras cruzar los dedos para que mi auto avanzara, me encontraba lista para cruzar los 5 km que separaban a la escuela de mi casa. Corrí con suerte y no me demoré mucho, abrí la puerta y subí corriendo a mi cuarto, saqué de debajo de mi cama mi mochila de campamento, tomé del closet la ropa que previamente había preparado en mi cabeza durante la última hora de clase, mi equipo de bolsillo, me monté en mi uniforme… ¡Demonios! ¿Dónde había quedado mi nota?… 5 minutos buscándola, ya no podía seguir perdiendo el tiempo, decidí abandonarla, quizá nadie se daría cuenta.

Ropa, impermeable, navaja, cuchillo, carpa, sleeping, creía tener todo.

Subí mi equipo al auto y miré el reloj, 3:18, me había sobrado mucho tiempo, y en ese momento lo recordé… ¡La comida! Me monté al auto y corrí hacia el supermercado más cercano, compré lo que me había tocado y estaba segura que ahora si lo tenía todo, manejé hacia mi local y esperé hasta la hora de partida, iban llegando mis hermanos mientras yo recordaba cosas que había olvidado, ¿Será que cerré la casa? No me preocupe más y disfruté mi campamento.

Encontré mi nota faltante en uno de mis bolsillos e improvisé cubiertos con mi botella de agua, nada mejor que la adrenalina de no haber preparado tu mochila antes de un campamento.

2

Foto: Diego Ruvalcaba

Paulina Vásquez

Pvasquez@fogonvirtualscout.com

COMMENTS