Consejo Práctico: Uso Correcto y Conservación del Hacha

Consejo Práctico: Uso Correcto y Conservación del Hacha

Uso:      Cuando se proceda a cortar el tronco o las ramas de un árbol, es muy importante manejar con precisión el hacha. Se cogerá con fuerza por la

Cómo Armar un Morral Básico de Campamento
¡Datos útiles que un Scout debe tener en cuenta!
Actividades Emocionantes para tu Programa

Uso:

     Cuando se proceda a cortar el tronco o las ramas de un árbol, es muy importante manejar con precisión el hacha. Se cogerá con fuerza por la empuñadura, y para evitar accidentes el sistema más eficaz y seguro de corte es el siguiente:

Troncos:

 

  • Cortar golpeando madera en diagonal, alternando los golpes de izquierda a derecha de modo que se  forme un triángulo y se evite la acumulación de astillas.
  • Se intentara que todos los cortes tengan el mismo diámetro. Esta operación requiere de colocarse con los pies entreabiertos con el punto de corte en forma de eje central entre las dos piernas.
  • Las incisiones en el tronco deberían formar una “V”.
  • Al alcanzar la parte central del tronco se procederá a realizar la misma operación por el lado contrario
  • Si se desea partir un tronco en dos mitades se colocará dos estacas de madera de cierto grosor acabadas en punta. Se darán sobres ellas golpes fuertes y secos.

Ramas:

  • Una vez en el árbol ha caído, se procederá a cortar las ramas, practicando la operación de abajo arriba y con el hacha paralela al tronco. En ocasiones la rama, por su grosor o por la forma, es difícil de cortar. En estos casos se practicarán pequeños cortes en una zona concreta, para posteriormente cortarla con más fuerzas con movimientos secos de abajo arriba.
  • Las ramas que deban hacerse más pequeñas se cortan apoyándolas sobre una base de madera. Para evitar que el hacha rebote y golpee a quien está cortando, se fijará la parte a quien está cortando, se fijará la parte inferior con un contrapeso.
  • Las ramas gruesas se golpearán justo en el centro de su punto de apoyo ya que de lo contrario saldrán rebotadas. Si se trata de ramas finas, se golpearan sobre el tronco de apoyo practicando un corte diagonal.
  • A las ramas que se corten a lo ancho se les practicarán incisiones más distintas entre sí, con la colaboración de un mazo de madera de pequeñas dimensiones.

Conservación:

     Para cortar con garantías un árbol o sus ramas el hacha se debe encontrar en perfecto estado de conservación. Los métodos para hacer del hacha un instrumento duradero son:

  • Durante la jornada de trabajo, el hacha no debe golpear el suelo o una superficie muy consistente, ya que se corre el riesgo de romper el filo de corte
  • Trabajar siempre sobre una corteza de árbol.
  • Después de su utilización, afilar la hoja en sentido perpendicular al corte. Utilizar para esta operación una lima dulce.
  • Eliminar de la hoja de corte todos los restos de astillas y barbillas que se hayan quedado impregnados. Esto se consigue aplicando un paño remojado en aceite.
  • Proteger el hacha con un recubrimiento de tela o de caucho, la hoja de corte se podría oxidar debido a la  humedad,
  • Revisar el modo permanente el estado de conservación del hacha. Por cuestiones de seguridad, el mango se convierte en la pieza que debe revisarse con más cautela. Si este se desprende de la cuña de hierro, se deberá reforzar con más clavos. No se utilizará jamás un hacha cuyo mango no esté sujeto firmemente.
  • A veces es muy complicado lograr sacar el mango roto del hacha. En este caso el sistema más eficaz es quemarlo, enterrando la hoja bajo tierra.
  • El hacha se afila con una lima (Empujándola hacia el exterior de la hoja afilada) o una amoladera (Moviéndose
    circularmente desde el centro de la hoja hasta llegar al filo), aunque si no dispusieramos de ella durante la expedición basta con afilarla con una piedra resistente. En todos los casos, el hacha se afilará una vez se haya utilizado.

Guillermo Barrios

gbarrios@fogonvirtualscout.com

COMMENTS