Algo de Historia

Algo de Historia

Para ti que nos lees de otro punto geográfico del mundo diferente a mi país Venezuela, quiero contarte un poco de nuestra historia Scout. Todo empezó

Historia del Escultismo en Venezuela
[VENEZUELA] Tapatón Scout Distrito Naguanagua 2016
Fogón Virtual Scout: Medio Aliado de la Asociación de Scouts de Venezuela

Para ti que nos lees de otro punto geográfico del mundo diferente a mi país Venezuela, quiero contarte un poco de nuestra historia Scout. Todo empezó en 1912, cuando nuestro fundador Ramón Ocando Pérez viaja a Curazao en donde se encontró, en Punda, con una marcha de Boy Scouts (Si para ese entonces se llamaban así ya que soy existía la rama de chicos), que hacían el compás de una banda, al principio los confundió con una banda de militares y su sorpresa fue cuando observó que eran muchachos uniformados, llamados Pathfinders. Poco después de su llegada a Curazao, le contó a un amigo Colombiano aquello que había visto en esa isla, dándole su interlocutor las primeras noticias concretas sobre lo que son y hacen los Boy Scouts, al mismo tiempo que le regalaba un texto escultista en Inglés, el Handbook for Boys (Manual para niños)

Luego de una perfecta comprensión del manual, Ramón Ocando se dio a la tarea de formar la primera Tropa Scout en Venezuela mejor conocida como San Sebastián Nº 1, con cinco Patrullas denominadas: Alcaraván, Zorro, Lobo, Cunaguaro y Coquivacoa, con 42 Scouts, su primera sede fue en la Funeraria Numa Ocando, negocio propiedad del padre de Ramón Ocando y fue fundado oficialmente el 20 de Enero de 1913, día de San Sebastián, Patrono de Maracaibo, y adoptó el color verde como color de la pañoleta porque simboliza la esperanza y la naturaleza, a la que el Scout debe amar y proteger.

En el periódico “Los Ecos del Zulia”, que redactaba el poeta Elías Sánchez Rubio, apareció una editorial divulgando los ideales del Escultismo y haciendo un llamamiento a la juventud marabina para que se uniera a este movimiento. Este suceso vino a ayudarlos en los pasos de organización que venían dando, y habiéndose dirigido personalmente al poeta, dándole la noticia de su iniciativa, obtuvieron, del referido periódico, toda clase de apoyo moral.

En 1915, Ramón Ocando Pérez viaja a los Estados Unidos a estudiar Medicina y a finales de 1916 regresa a Maracaibo. Uno de sus antiguos compañeros, Francisco MacGregor, fue a su encuentro con el deseo de que la Tropa se reorganizara ya que en 1914 se promulgó una nueva Ley de Educación, la llamada Ley Guevara Rojas, que obligó a todos los colegiales de entonces a abandonar todas las actividades ajenas a la escuela, a fin de concretarse a los estudios, cuyos exámenes habían de ser sumamente rígidos y exigentes.

Fueron a ver a un ex oficial de la Marina Inglesa, que había traído la Casa París desde Trinidad, quien se llamaba Walter Raleigh Douglas donde le hablaron sobre el Escultismo y le prestaron el Handbook for Boys para que lo tradujera y se pusiese frente a la Tropa. Leyó el libro y quedó tan impresionado, que prometió no fumar más y accedió a ser el Scout Máster, también escribió un Manual del Boy Scout, el periódico “El Scout” y un himno para la Tropa con la música de La Marsellesa.

El 20 de Enero de 1917, día de San Sebastián se celebró una misa solemne en la Catedral, oficiada por el Obispo del Zulia, Monseñor Arturo Celestino Álvarez, admirador del Movimiento y padrino de la Tropa. Terminada la misa, salieron desfilando hacia la Plaza Bolívar para ofrendar una corona de flores al Libertador y de allí, a tambor batiente, por la Calle Ciencias, hacia el Oeste, para continuar luego, al lugar del campamento en la Majada del Hato Santa María, ubicado en lo que hoy se conoce como Urbanización Santa María.


María Fernanda Acuña

macuña@fogonvirtualscout.com

COMMENTS