Una gotita de sangre puede salvar una vida

Hoy traemos un claro ejemplo de lo importante que es sentarse a pensar proyectos que tengan como finalidad ayudar y proteger derechos fundamentales de

Los Scouts en Colombia están comprometidos con la Paz
Escuela de capacitación para Líderes Scout y comunitario
600 millones de horas de servicio

Hoy traemos un claro ejemplo de lo importante que es sentarse a pensar proyectos que tengan como finalidad ayudar y proteger derechos fundamentales de las personas. A la hora de desarrollar un proyecto, incentivamos el bienestar de un determinado sector con diferentes tipos de actividades, o así lo es generalmente.

En este caso , la comunidad Rover Dragones de San Pablo del Grupo Scout Mario Barroso (Distrito 7, Zona 10, norte de Buenos Aires) planteó un proyecto que incentivaba a proteger lo más importante de cada uno, la vida.

Entrevista con el equipo de “Una gotita” ( Braian Barberis, Matías Uhrig, Laura Cardoso, Paula Acosta, Lara Ocampo y Natalia Bachir) :

¿Cómo surgió la idea de “Una gotita”?

La idea surgió cuando se llevó a la rama la cuestión de la necesidad de sangre ante diversos eventos a los que se exponen las personas, como operaciones y accidentes. Inmediatamente el proyecto Rover apuntó a ser de índole nacional, ya que se notó que la problemática excedía el orden local. Luego, se presentó en el Rover Moot realizado en Tucumán y se comenzó a contactar a personal de FuHeSa (Fundación Hematológica Sarmiento, una fundación privada con varias sedes en Buenos Aires que trabaja con todo lo concerniente a la sangre, su transporte, su donación y su análisis). En la Asamblea Nacional Ordinaria del 2014 se firmó un convenio marco entre SAAC y FuHeSa, que permitió el trabajo en conjunto entre ambas asociaciones y la creación de un “banco de sangre scout”, al que se recurra cuando se necesitara sangre para scouts, familiares o conocidos.

Así, comenzaron a organizarse diversas campañas de concientización sobre la donación de sangre y de donaciones propiamente dichas, con el apoyo en la infraestructura por parte de FuHeSa y con la convocatoria y la difusión por parte de SAAC. En simultáneo con la construcción del espacio “Una Gotita de Sangre Salva Vidas” (Una Gotita, para abreviar), se fueron formalizando las participaciones de otros programas (que existían previamente y otros que fueron creándose) en el marco de la salud: “Scouts Unidos por la Diabetes”, “Mi Media Naranja” y “Juntos por una Boca Sana”, que tratan la prevención de la diabetes tipo 2, la donación de médula ósea y la concientización, promoción y prevención de enfermedades bucales y consecuencias de traumatismos o uso de piercings, respectivamente, conformando los cuatro programas el programa de Scouts por la Vida.

Hoy en día, Scouts por la Vida nuclea el tratamiento de los temas de la salud dentro y fuera de SAAC y abre la posibilidad de incluir nuevas temáticas que preocupen tanto a beneficiarios como a educadores de todo el país.

Hoy en día ¿cuál es la función del proyecto?

Una Gotita hoy por hoy consiste en la realización de llamados a la solidaridad cada vez que se nos comunica de una persona que necesite unidades de sangre o sus derivados, en la movilización de unidades a cualquier parte del país en caso de que las donaciones no se lleguen a reunir, en colectas de donaciones donde se hagan campañas, en charlas de concientización sobre la importancia de la donación de sangre para las distintas ramas y en talleres de formación continua para los educadores.

 

 

 

¿Quiénes son parte del equipo?

Actualmente, nuestro equipo de trabajo está conformado por personas de diferentes zonas de Buenos Aires y hemos contado con colaboradores de distintas partes del país para eventos localizados a lo largo del territorio argentino.

 

¿El proyecto es únicamente para Scouts que requieran sangre?

No trabajamos únicamente con scouts, sino que con los scouts conformamos nuestro principal medio de comunicación y difusión, ya que, ante cada pedido de sangre que se necesite, ante cada taller y charla que se pida o ante cada campaña que se proponga, nos movilizamos por esas vías. La sangre que llegamos a recolectar en las campañas está a disposición de quien la necesite y, en los casos más prioritarios (como accidentes o cirugías de urgencia), las unidades se movilizan lo más rápido posible, dando lugar luego a campañas de reposición, mientras que en casos de menor riesgo (como operaciones programadas) se proponen llamados a donación con anterioridad y, llegado el momento de la operación, se completan las unidades faltantes con las disponibles en el banco.

¿Qué podemos hacer nosotros desde el lugar que nos toca para ayudar al proyecto?

Podrían involucrarse con nosotros compartiendo nuestras publicaciones, haciendo eco de nuestro trabajo, contactándose con nosotros para realizar campañas de concientización y donación, y pidiendo talleres o charlas para los distintos grupos, distritos y zonas del país.

Agradecemos a estos jóvenes que se sentaron aquella vez a desarrollar este proyecto que como su nombre bien lo indica, salva vidas…y a todos los que con el tiempo se fueron sumando. Deseamos ver muchos más proyectos con finalidades tan valiosas e importantes como estas, pero mientras tanto, apoyemos a gotita…¿Cómo?                    

En su página de Facebook (Una gotita de sangre puede salvar una vida) suelen publicar imágenes en las cuales brindan información sobre personas que requieran de una donación. Los invitamos a seguirlos y a difundir sus publicaciones.                                                            

 

Servir, Joel Quaiotti.                     

COMMENTS