.



En está sección encontrarás  Historias Scout sobre el Escultismo y Scouts que han pasado a la Historia: La Buena Acción, El Soldado Desconocido, Saludo de Mano Izquierda, etc



1


Esta historia es un buen ejemplo del hecho que no importa el tamaño o el lugar de la Buena Acción sino el Espíritu con el que fue hecha.

“Era el final del otoño de 1909. Durante el día, la ciudad de Londres había estado sumergida como en una sopa de guisantes, con niebla espesa que prácticamente había detenido todo el tráfico, todos los negocios de la capital británica.

Un publicista norteamericano, el Sr. Boyce, de la ciudad de Chicago, tenía dificultades para encontrar una dirección en el centro de la ciudad. Se había detenido bajo una de las lámparas de la calle para orientarse mejor, cuando de repente apareció un muchacho entre la niebla.

“¿Puedo ayudarlo señor?”, preguntó el muchacho.

“Ya lo creo que sí”, dijo el señor Boyce. “quisiera que me indicaras como llegar a esta dirección…”

“Yo lo llevaré ahí señor”, dijo el muchacho, y se encaminó en la dirección deseada por el señor Boyce.

Cuando llegaron al lugar, el señor Boyce buscó en sus bolsillos algunas monedas para dárselas de propina, pero antes de que tuviere la oportunidad de ofrecérselas al muchacho este dijo:

“No señor, muchas gracias, soy SCOUT, y un scout no acepta nada por ayudar a alguien”.

“¿Un Scout? ¿Y que es eso?”, preguntó Boyce.

“¿No ha oido hablar de los Boys Scouts de Baden-Powell?” El señor Boyce no había oído de ellos; “Cuéntame de ellos”, le dijo al muchacho.

Así es que el muchacho le habló al norteamericano acerca de él y sus hermanos scouts.

El señor Boyce quedó muy interesado y después de terminar sus negocios, le pidió al muchacho que lo llevara a las oficinas de los Boys Scouts británicos.

Boyce quedó tan impresionado con lo que Baden Powell le dijo acerca del Movimiento Scout que decidió llevarlo a su País cuando regresó de Inglaterra.

¿Que pasó con el muchacho que ayudó a Boyce?

Nadie lo sabe. Nadie volvió a oír de él. sin embargo nunca se le olvidó. Los Scouts de Estados Unidos regalaron al Centro Internacional de Adiestramiento, el Parque de Giwell, en Inglaterra, una hermosa estatua de un búfalo Americano con una simple isncripción que dice:

“Al Scout desconocido quien en su lealtad al diario cumplimiento de la Buena Acción, hizo posible traer el Movimiento Scout a los Estados Unidos de América”

UNA BUENA ACCIÓN A UN HOMBRE SE TRANSFORMO EN UNA BUENA ACCIÓN A MILLONES DE MUCHACHOS.

TAL ES LA FUERZA DE LA BUENA ACCIÓN


 2

En 1951,  Sr. Mishima, entonces jefe Scout de la Asociación de Boy scout de Japón (ahora Scout Association de Japón), estaba asistiendo a una Conferencia Mundial realizada en EE.UU. Durante la misma pudo visitar la Oficina Central Nacional en la cual le narraron la siguiente historia

Esta es una historia verdadera de la Guerra del Pacífico  en la selva de una isla del Océano Pacífico Sur, justo antes del final de la Segunda Guerra Mundial. Durante la batalla decisiva entre los soldados japoneses y estadounidenses.


Un soldado americano mal herido, tendido sobre la tierra, notó el sonido de alguien viniendo en su camino. Al abrir sus ojos,  vió a un soldado japonés precipitarse hacia él, con una bayoneta. El soldado americano,herido e incapaz de moverse, considerándose ya hombre muerto se desmayó. Al cabo de un rato, despertó y el soldado japonés se había ido. Cerca de él un pequeño papel le llamó la atención y lo guardó. Después de ser rescatado y ya descansando en el hospital,  recordó el pequeño papel y se lo dió a un médico para solicitar una traducción, resultando el texto siguiente: ” Yo soy el soldado japones que intento batirte con la bayoneta,  le vi saludar con 3 dedos y recordando que yo era también un scout. Los Boy scouts son hermanos, y es imperdonable matar a un soldado herido, le he dado primeros auxilios, buena suerte “.


Seriamente herido el soldado volvió a casa, y con su padre visitó  los BSA, narrandoles esta historia y dejando un donativo.


Sr. Mishima volvió a Japón y trató de localizar a este soldado japonés, pero no podía encontrarlo. Es más probable que fue muerto en combate. De la historia ” del soldado desconocido ” se ha hablado por mucho tiempo tanto es así que existe un monumento en conmemoración en Kodomo no kuni (parque “Mundo de los niños”) cerca de Yokohama, Kanagawa Prefectura, Japón.


3

Cuando B-P (Baden Powell) era capitán del ejército lo mandaron a una guerra llamada anglo-ashantis cuando B-P Y su ejercito estaban luchando con la tribu Ashanty B-P al ver que habían tantos muertos le dijo al jefe de la tribu ( Prempeh ) que para que no siguieran derramando tanta sangre pelearan ellos 2, Prempeh aceptó y empezaron a luchar, cuando B-P derribó a Prempeh lo iba a matar pero se arrepintió y le dió la mano derecha y Prempeh se la rechazó y le extendió la mano izquierda, B-P le causo curiosidad y le preguntó por que la mano izquierda y Prempeh le respondió, por que solo un verdadero guerrero es capaz de quitarse el escudo para saludar a alguien que se merece un verdadero saludo y además es la mano que nunca empuña un arma y es la mas cercana al corazón.

Cuando BP entro en Kumasi la capital de los Ashantys fue recibido por un jefe guerrero (se asegura que su nombre era “Prempeh”) quien le extendió su mano izquierda. “Prempeh le dijo que el mas bravo entre los bravos se saludan con la mano izquierda.”

Por eso los scout nos saludamos con la mano izquierda.

La explicacion es que los guerreros usan el escudo en la mano izquierda y las armas en la mano derecha. Para mostrar que confian en alguien, ponen abajo su escudo y lo saludan con la mano izquierda.

“Cuando el Coronel Baden-Powell entró a la capital de los ashantis en 1896 fue recibido por uno de los jefes. Cuando BP extendió su mano derecha para saludarlo, el jefe dijo: “No, en mi pueblo el más bravo entre los bravos es saludado con la mano izquierda”. Y así el apretón de mano izquierda fue adoptado luego por la Hermandad de scouts.” En algunos manuales scouts (Ejemplo: “Manual para scouts” editado por la E.S.I., en página 67) se sugiere que este “jefe” ashanti era Prempeh. Sin embargo, William Hillcourt en su detallada biografía de Baden-Powell nos revela que Prempeh nunca se rindió ante BP sino ante el Gobernador Maxwell y nunca extendió su mano sino que se inclinó a los pies de éste, humillándose y diciendo al levantarse: “Quiero la protección de la Reina de Inglaterra”. La propia Olave reveló que la información de Lord Rowallan era errónea, según los relatos del propio Baden-Powell. En la obra “Olave Baden-Powell” de Eileen Wade (1971) se afirma que: “El saludo con la mano izquierda, común entre los Scouts y Guías de todo el mundo, es algo particular de este movimiento y posee un origen romántico. El Fundador explicó el saludo mediante el cuento de dos tribus de África que estaban constantemente en guerra. En una ocasión, uno de los líderes, cansado de la situación bélica, se trasladó a los límites de su territorio y, cuando el jefe de la otra tribu apareció, arrojó su escudo y extendió su mano zurda, diciendo que esta era una prueba de su buena voluntad y sus deseos de paz. El otro jefe respondió a su vez estrechando la mano de su enemigo y este saludo pasó a ser recordado como símbolo de amor y verdad para la vida en comunidad.” En el “Stetsons and Bare Knees” Pathfinder Scout Annual 1960, Sydney R. Brown dice que: “En África Occidental, el apretón de mano izquierda es un símbolo de distinción reservado para el jefe y sus seguidores más cercanos. Fue BP quien introdujo este saludo como un privilegio de los scouts. Esta tradición afirma que los scouts se saludan con la mano izquierda ya que ésta es la “mano del corazón”. La explicación de la mano izquierda como “mano del corazón” es tardía en el desarrollo del Movimiento Scout y fue probablemente incluida como una necesidad, ya que existía en la organización una gran confusión debido a las diversas explicaciones del saludo, con al menos dos versiones atribuidas a Baden-Powell. ¡Finalmente la versión “oficial” aumentó la confusión! Verdaderamente, ¿cuál fue el origen real del apretón de zurda? Brian Morris en un artículo publicado en el “Journal of Contemporary History” de 1970 sugiere que el origen del apretón de mano izquierda adoptado por los boy-scouts fue otra de las ideas que Baden-Powell tomó de Seton. Seton había usado este saludo con los “Woodcraft Indians” y lo ilustró en uno de sus libros aparecido en 1901 (“The Lives of the Hunted”), mientras que Baden-Powell no lo mencionó en sus primeros papeles sobre scouts en 1904 ni en la “Boys Brigade Scout Scheme” de 1906. El saludo con la zurda aparece luego que Baden-Powell comienza a cartearse con Ernest Thompson Seton. Verdaderamente, día a día descubrimos todo lo que debemos a Ernest Thompson Seton. Sin él, el escultismo no se hubiera convertido en lo que es: el movimiento juvenil más importante del mundo.



 

No se admiten más comentarios