.



EL SCOUT CIFRA SU HONOR EN SER DIGNO DE CONFIANZA

Si un Scout dice: “Por mi honor, esto es así”, significa que así es, tal como si hubiera hecho la más solemne promesa. De igual manera, si un Scouter dice a un Scout “Yo confío en que por tu honor harás esto”, el Scout está obligado a obedecer aquella orden lo mejor que pueda y a no permitir que ningún obstáculo se le interponga. Si un Scout faltara a su honor diciendo una mentira o no cumpliendo una orden con exactitud, cuando se hubiere fiado en su honor que así lo haría, se le puede pedir que devuelva su insignia y que jamás la vuelva a usar. Se le puede pedir también que deje de ser Scout. BP

Ser digno de confianza es una de las principales cualidades de un scout. Por ello la verdad debe ser una de las posesiones más preciadas de todo aquel que porte una pañoleta. Tus acciones deben ser coherentes con tus palabras en todo momento (o sea, que lo que piensas se parezca a lo que dices y a lo que haces). Como scout, ninguna tentación, por fuerte o secreta que sea, debe persuadirte de hacer un acto deshonroso o una acción dudosa, aunque sea pequeña. No te retractarás de una promesa que dijiste.



EL SCOUT ES LEAL

Deberá serles fiel contra viento y marea, delante de sus enemigos, o con las personas que se expresen mal de ellos. BP

Ser leal significa ser fiel a lo que creemos, sentimos y pensamos, así como a las personas que apreciamos. Como buen ciudadano se es parte de un equipo que “juega un juego” honestamente, para el bien común. Eres leal para tu patria, para el Movimiento Scout, para tus amigos, y compañeros de trabajo, para tus patrones o empleados porque harás lo mejor para ellos, aunque ellos no respondan completamente a lo que te gustaría recibir de su parte. Es más, eres leal para contigo mismo, por eso no pierdes tu propia estima jugando mañosamente ni defraudarás a otro hombre u otra mujer.



EL SCOUT ES ÚTIL (SERVICIAL)

Deberá cumplir con su deber, sobre todo, aunque tenga que sacrificar su placer, su comodidad o su seguridad. Cuando encuentra difícil saber cuál de dos cosas debe hacer, se preguntará a sí mismo: ¿Cuál es mi deber?, es decir, ¿Qué es lo mejor para los demás? Y ejecutar esa. Deberá estar siempre listo para salvar una vida o para ayudar a un herido y deberá hacer cuanto pueda para ejecutar una buena acción diaria en favor de alguna persona. BP

Un scout siempre está dispuesto a ayudar a otros y a cumplir con su deber asumiendo las tareas con una gran sonrisa. Ser servicial implica a veces sacrificar la propia comodidad para hacer que otros estén bien. Nuestros sentidos deben estar atentos y nuestro corazón abierto para cumplir con el deber de servir siempre que sea necesario. Como scout tu mayor meta es el ayudar a los demás. Se Puede confiar en ti en cualquier circunstancia, sin importar el sacrificio de tiempo, descanso o, si es necesario, la vida misma por los demás. “El Sacrificio es la Sal del Servicio”.



EL SCOUT ES AMIGO DE TODOS Y HERMANO DE CUALQUIER SCOUT, SIN DISTINCIÓN DE RAZA, NACIONALIDAD, CREDO O CONDICIÓN SOCIAL

Esto es lo que el Escultismo quiere decir por “Hermandad Mundial”. Así, si un Scout encuentra a otro Scout aun cuando le sea desconocido, deberá hablarle y ayudarle en cuanto pueda, ya sea en el desempeño de sus obligaciones en ese momento, o alimentándolo, o hasta donde pueda en lo que necesite. Un Scout jamás debe ser un snob; un snob es aquel ve por encima del otro porque es pobre, o el que es pobre al que es rico. A Kim se le llama “el pequeño amigo de todo el mundo” y tal es el título que todo Scout debería conquistar para sí. BP

Este artículo nos invita a aceptar a las personas que nos rodean como son, a ser tolerantes y a tratar de ver siempre lo mejor en cada persona. Un scout debe ser respetuoso de la opinión de otros y expresa desacuerdo sin lastimar a los demás. Como un integrante del movimiento debes reconocer a los demás como seres humanos, que como tú son hijos del mismo Padre, y desechas cualquier diferencia de opinión, casta, credo o país. Suprimes tus prejuicios, y encuentras sus cualidades: cualquier tonto puede criticar sus defectos. Si ejercitas este amor para los hombres de otros países y les ayudas a establecer la paz y la buena voluntad internacional, ése es el Reino de Dios en la tierra. “Todo el Mundo una Hermandad”.



EL SCOUT ES CORTÉS Y CABALLEROSO

Es decir, es afable, especialmente con las mujeres, con los niños, con los ancianos y con los inválidos o lisiados. Y jamás deberá recibir recompensa por haber prestado ayuda o haber sido cortés. BP

Ser cortés es tratar a los demás como te gustaría ser tratado. Es ayudar a otros a hacer su vida un poquito más fácil. La cortesía es espontánea: no hay que pensar mucho a la hora de ceder el puesto o dar los buenos días. Esos pequeños detalles dejarán huellas positivas en tu camino. Como un caballero de antaño, eres educado y considerado con los demás, anciano y niño. Pero más que eso, eres cortés aún con aquellos que se oponen a ti. “El que tiene la razón no tiene por qué violentarse. El que está equivocado no puede darse ese lujo”.



EL SCOUT PROTEGE A LOS ANIMALES Y PLANTAS, Y VE EN LA NATURALEZA LA OBRA DE DIOS

Les deberá evitar cualquier sufrimiento, no deberá matar a ninguno sin necesidad, ya que son criaturas de Dios. Se permitirá, sin embargo, que mate a un animal para conseguir alimento o porque sea dañino. BP

Un scout debe vivir en contacto y armonía con la naturaleza y valorarla como el regalo que Dios nos ha dado. Es consciente de que, al cuidar de ella, afectará positivamente su realidad y la de su entorno. Un scout no sólo protege la naturaleza cuando está de campamento, lo hace también cuando se encuentra en la ciudad ahorrando agua, electricidad, reciclando, reforestando e invitando a otros a hacer lo mismo. Reconocerás tu camaradería con las otras criaturas que Dios puso, con la naturaleza y todo tu entorno, como a ti, en el mundo, durante un tiempo para disfrutar de la existencia. El maltratar a un animal, a la naturaleza, es por lo mismo, hacer un pobre servicio al Creador.



EL SCOUT ES OBEDIENTE Y NO HACE NADA A MEDIAS

Aún cuando reciba una orden que no le guste debe hacer como los soldados y los marinos, lo que haría con respecto a su capitán del equipo de fútbol: cumplirla porque es su deber. Después de haberla ejecutado sin vacilar. Esto es lo que se llama disciplina. BP

Obedecer a consciencia implica pensar antes de actuar. Si eres scout y tus amigos son de los que te dicen lo que debes hacer, evaluarás sus recomendaciones y tomarás tu decisión en función de lo que sea mejor para ti. Evitarás hacer lo que otros dicen simplemente para encajar o para no quedar mal. El séptimo artículo te invita además a luchar por lo que quieres e incluso a luchar por saber qué quieres, si no lo tienes muy claro. Un scout se esfuerza en cada una de sus labores del hogar, el colegio y la patrulla y lo hace con alegría y buen ánimo. Como un scout te disciplinas y te sometes pronta y voluntariamente al servicio de la autoridad constituida para el bien común. el scout más disciplinado es la más feliz, pero la disciplina debe provenir de dentro, no sólo venir de fuera. He aquí el gran valor del ejemplo que des a otros en este sentido.



EL SCOUT SONRÍE Y CANTA EN LAS DIFICULTADES

Cuando recibe una orden debe ejecutarla con alegría y prontitud, nunca con desgano. El Scout nunca murmura en sus dificultades ni echa la culpa a los demás, ni refunfuña, si no que silba y sonríe. Cuando se pierde el tren o alguien le pisa a uno el callo favorito – esto no quiere decir que los Scout tengan callos o cosas parecidas – o en cualquier otra circunstancia, deberá hacerse violencia para silbar alguna tonada y en seguida habrá pasado. BP

Ningún obstáculo es lo suficientemente grande como para opacar la sonrisa de un scout. El artículo ocho no se trata solo de sonreír y cantar: implica ver la vida de manera positiva, tratando de ver siempre lo bueno de cada situación y mantener una actitud constructiva ante cada problema que se te presente. Como scout, serás visto como un hombre o mujer que conserva la cabeza, y que la saca en la crisis con audacia y optimismo. “Si puedes mantener la cabeza, cuando todos a tu alrededor pierden la suya, y te culpan por ello… serás un Hombre, hijo mío”.



EL SCOUT ES ECONÓMICO, TRABAJADOR Y CUIDADOSO DEL BIEN AJENO

Es decir, ahorra todo el dinero que puede y lo pone en el banco, para tener con que sostenerse cuando se encuentra sin trabajo y así no ser una carga para los demás; o para dar dinero a otros que lo necesiten. BP

Un scout trabaja por lo que quiere. Por eso siempre deberás esforzarte por administrar bien tus recursos y los de tu patrulla; por cuidar tus cosas y las que tus amigos o hermanos te presten. Dale valor a todo aquello que recibes de tus padres, pues todo lo que te dan lo consiguen con su trabajo. Como scout, mirarás adelante y no malbaratarás tu tiempo o dinero en placeres pasajeros, sino aprovecharás las oportunidades presentes con miras al éxito posterior. Harás esto con la idea de no ser una carga, sino una ayuda para los demás.



EL SCOUT ES PURO DE PENSAMIENTO, PALABRA Y OBRA

Es decir, desprecia a la juventud tonta que habla cosas sucias, no se deja llevar de la tentación ni en sus conversaciones ni en sus pensamientos y jamas ejecuta una acción sucia. Scout conserva limpia su mente y es varonil. BP

Cuando la ley scout habla de pureza no se refiere a perfección: te invita a que seas leal a ti mismo en cualquier circunstancia y a no contaminar tu vida con acciones, pensamientos, ni palabras negativas. La pureza se refiere a no ser bueno a medias, sino a ser ejemplo de rectitud en todos los espacios de tu vida. Como scout, se espera de ti, que no seas sólo limpio de mente, sino de intención; capaz de controlar cualquier tendencia e intemperancia sexual; de dar ejemplo a los demás siendo puro y superior en todo lo que piensas, dices o haces.



EL SCOUT NO ES UN TONTO

Todo Scout conoce la Ley Scout. Pero ésta tiene un mandato extra que no está escrito en ella y que, sin embargo, todos lo entienden y es éste: “El Scout no es ningún tonto” y es por eso que los Scouts no fuman mientras están en el crecimiento. BP

Hay en el Código Scout una onceava Ley, no escrita: “El Scout no es un tonto”. Pero ésta yo espero que sea innecesaria en el scout. Aunque como joven, debes recordar que al trasponer el umbral de la niñez para convertirte en hombre, ya no estás aprendiendo a obedecer la Ley Scout, sino usándola como guía de conducta en tu vida. Más que esto, estás ahora colocado en la posición responsable de dar ejemplo a otros, que puede llevarlos al bien o al mal, de acuerdo a que fundes tu conducta, o no, en la Ley, y en cuanto sigas la Promesa que has hecho por tu honor como scout, de dar buena voluntad y ayudar a todos. Data la historia que una vez un papa al leer y revisar las leyes scout, su contenido y mensaje exclamo: “al primer scout que se presente ante mi con evidencias de su comportamiento y su actuar en sociedad, familia y con su patria y me demuestre cabalmente que cumple con las 10 leyes en su vida, lo canonizare de inmediato, se dice que esta promulga aun sigue en el vaticano, a la espera de un joven scout que demuestre de qué estamos hechos y como construimos un mundo mejor, la pregunta fácil de hacer y difícil de responder es: ¿tu serás este scout?.



 

No se admiten más comentarios