Ante la preocupación y el interés en colaborar con la educación inicial y primaria, la creatividad juega sus mejores cartas. De la mano de Jonell Paez y Germán Manrique nos acercamos al proyecto que les permitió acercarse a los niños mediante obras de títeres y una narración colmada de valores y enseñanzas.

En el marco de la evolución de las comunicaciones y la decadencia educativa, estos actores, directores y productores teatrales trasladan, desde Venezuela hacia Argentina, sus habilidades artísticas para dar voz y vida a la historia de Rudyard Kipling El libro de la selva”. En ella, se encuentran intereses y temas que Jonell y Germán encuentran oportunos para colaborar desde su formación, aprovechando así el poder de las artes escénicas como vehículo para difundir los valores que contiene la obra original, nos comentan ambos.

Por tales motivos, desde el 2016 junto a una compañía rosarina, dieron sus primeros pasos por Argentina. Al año siguiente, lograron su independencia e iniciaron con la elaboración de los títeres, los cuales han sido fabricados con materiales reciclados, como cartones reutilizados. Este aspecto, consigue captar la atención de la audiencia y los mantiene atentos a la secuencia narrativa, a la personalidad de los personajes y logra impresionar con cada acción que desarrollan los animales animados.

Conversando acerca del futuro de este proyecto, agradecen las puertas que les han abierto anteriormente y se preparan para realizar giras en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el interior del país y para sumar talleres y espectáculos de danza. Dentro de las extraordinarias ideas y propuestas, apuntan con abarcar más provincias y nuevos destinos en el extranjero, entre ellos mencionan México y España como nuevos rumbos.

Sin formar parte del Movimiento Scout, no han perdido oportunidad de acercarse a distintos grupos que se han interesado en esta propuesta educativa que potencia los principios y valores propios de ser aprendidos desde la niñez del Movimiento. Fuera de estos, Paez y Manrique han visitado jardines de infantes, escuelas primarias, fiestas, etc.

Nuevamente, agradecen y se alegran al haber logrado 83 presentaciones en tan solo 8 meses del año pasado, con las cuales aumentaron su audiencia en grandes cantidades. Sus deseos para este 2019 son duplicar dichos valores y conseguir nuevos escenarios en el exterior para que cada vez más niños y niñas vivan la experiencia teatral. Desde su sencilla disposición, se encuentran complacidos al ser difusores de principios y valores que necesitan ser reforzados día a día, obrando en favor nuestro y en favor de los demás, reconduciendo a la humanidad a una mejor convivencia ética y ciudadana.

Estas acciones nos demuestran la amplitud del campo educativo, el interés por contribuir con la formación desde las edades más tempranas, el afán de los niños por aprender y divertirse en el proceso. Por tales motivos, agradecemos a Jonell y Germán por su gran aporte a la comunidad y les deseamos nuestros mayores éxitos en este proyecto que no busca más que transmitir y despertar la solidaridad, el compañerismo, el respeto y muchas otras virtudes que viven muy dentro de cada uno.

Agostina De Roia

Para conocer más acerca de sus obras:

Instagram: @teatroenlasescuelas

@jonellpaez

@gmanriqueb