Seleccionar página

Un poncho es una prenda de abrigo que consiste en una manta cuadrada o rectangular, de lana o paño, con una abertura en el centro para pasar la cabeza, y que cubre desde los hombros hasta más abajo de la cintura.

Pero, ¿por qué les cuento esto? en varios países de América del Sur se utiliza esta prenda, pero yo que pertenezco a Argentina, por ello me voy a enfocar en contarles sobre lo que sucede en el país.

Los Scouts, lo utilizamos como centro de recuerdos de los diferentes lugares y eventos tanto internacionales como nacionales.

¿De qué color deben ser los ponchos?

Estos pueden ser del color que vos quieras, es a elección, puede ser de tu color favorito, del que más te agrade, del color de la rama en la que estés, o de tu color nacional.

¿Qué se pone en ellos?

Como mencionamos previamente, en este colocamos recuerdos, y ¿cómo es que los scouts representamos nuestros recuerdos? ¡con insignias y parches! Podemos poner insignias de:

  • Las diferentes progresiones que ya no van en nuestra camisa Scout.
  • Las insignias de las ramas que ya superamos.
  • Parches de eventos que participamos: campamentos, foros, viajes, asambleas, etc.
  • Insignias de grupos que hayamos canjeado, o de nuestro grupo en sí.

Realmente, podemos agregar en él lo que nos parezca correcto.

¿Puedo agregar parches que no sean de cosas Scout?

Por supuesto que si, nuestros ponchos son nuestros, podemos incluir en él lo que nos apetezca.

¿Cómo los “agrego”?

Esto es una disputa que suele generarse entre Scouts. Las insignias, ¿se pegan o se cosen? hay personas que las cosen y quedan preciosas, y hay personas que las pegan y también quedan preciosas. Personalmente me gusta que estén cosidas, y vos, ¿coses tus insignias, o las pegás?

¿Cómo y cada cuánto lavo mi poncho?

También en esto los scouts están divididos. Algunos opinan que a este instrumento hay que cuidarlo mucho, y por eso se toman el trabajo y el tiempo de lavarlo con sus manos y con jabón neutro, para que los diversos parches no pierdan su color y su textura. Por otro lado, hay un sector que confía en el lavarropas lo suficiente como para dejar el poncho en sus manos. 

Cada cuanto lavarlo es una opinión que dejamos a tu criterio, pero hay que saber que no importa cuan lindo sea el olor a una bella fogata en la noche, en cierto punto cuando se empieza a esparcir ese aroma en las otras prendas, ya va siendo hora de mojar tu poncho en agua con jabón.

Espero que puedas crear tu poncho a partir de esta nota y que lo disfrutes.

Melissa Meitin