Seleccionar página

“Dejar este lugar mejor que como lo encontramos” nos dice un scout de 11 años, quien elabora y distribuye ceniceros colgantes en espacios públicos de la ciudad de Neuquén. Su nombre es Mateo Reta y busca reducir la polución generada por las colillas de cigarrillo para hacer de su localidad, un lugar más limpio.

Surgimiento

Durante un viaje familiar, le impactó ver la contaminación provocada por los restos de cigarrillos en las playas. Esta imagen lo impulsó a reutilizar latas de conservas y transformarlas en ceniceros para distribuir en los lugares más concurridos de su ciudad.

Inicio

 Desde la segunda semana de junio, comenzó a reciclar latas con la ayuda de vecinos y distribuirlas en un parque cercano a su casa. Hoy, sus ceniceros se pueden encontrar en las entradas de edificios públicos, locales comerciales y espacios verdes de todo Neuquén.

 “No puedo evitar que fumen, pero puedo evitar que tiren las colillas al piso” Reflexionó Mateo acerca de la iniciativa.

Reflexionó Mateo acerca de la iniciativa.

Proyección

 En un futuro cercano, espera presentar otra propuesta para crear un “colilla gigante” con el propósito de fomentar la recolección de los residuos de cigarrillo. Destacó que se pueden crear diferentes productos, como macetas o ladrillos reciclados.

Mateo fue reconocido por el municipio como Joven Destacado el pasado 12 de septiembre.

Información e imagenes: Facebook del Grupo Scout Quimey Neuquén 

Matias Boehler