Huerta solidaria es un proyecto, encabezado por la comunidad rover Coihue del G.S. Corpus Christi, que fomenta la creación de huertas domiciliarias en hogares de bajos recursos. Mediante el asesoramiento y la instrucción en el cuidado de plantas, los jóvenes cultivan la sustentabilidad alimentaria en familias de la ciudad argentina de Adrogué.

Origen

La idea surgió durante un servicio cuando los rovers visibilizaron variadas necesidades y notaron el entusiasmo de los vecinos por empezar una huerta. Junto a algunas alianzas y teniendo como antecedente otro proyecto llamado Barrio Sustentable (enlace de la nota en la página de Fogón), comenzaron a preparar una iniciativa para dar solución a estas falencias.

Objetivos

La propuesta busca acompañar a las familias participantes en el armado de huertas residenciales. Además, espera lograr que se autoabastezcan de alimentos, se organicen bajo un cronograma detallado y tengan una actividad diferente para “dejar de lado” los problemas diarios.

Queríamos que estas personas pudieran tener una huerta que les diera alimentos y una actividad diaria en un largo plazo. La verdad es que esta acción tiene muchas ventajas ambientales y los beneficios son provechosos para los participantes

comentó una de las impulsoras de Huertas Solidarias.

Acción

Si bien el proyecto recién está dando sus primeros pasos, el grupo de trabajo, integrado por 30 personas de diferentes espacios sociales, realiza diferentes tareas en los domicilios particulares. El acompañamiento, la capacitación y la preparación del terreno para los cultivos son las actividades desarrolladas más importantes.

Actualmente, recolectan donaciones de plantines y semillas en lugares determinados para poder repartir entre los vecinos.

Matias Boehler