La destrucción causada por los incendios forestales y la muerte de miles de abejas a mano de los agrotóxicos, motivó a dos jóvenes de Mendoza a plantear una solución. “Abejas y Árboles” es una iniciativa que busca reforestar zonas quemadas, conservar el bosque nativo y concientizar sobre la importancia de los polinizadores.

Origen

El proyecto, encabezado por los rovers Gabriel Sandoval y Mercedes Caracciolo, surgió por un paliativo a dos problemáticas ambientales vigentes en la provincia argentina de Mendoza. Tanto la flora nativa como las abejas dentro de la cadena de polinización resultan importantísimas para el ecosistema, pero se ven afectadas por los incendios intencionales y la utilización de agroquímicos.

Acción

En virtud del aislamiento provocado por la pandemia de coronavirus, la propuesta debió reinventarse y mutar de actividades presenciales a acciones en las redes sociales. Desde marzo del 2020, los jóvenes trabajan la importancia de los polinizadores y el cuidado de la naturaleza mediante encuestas, juegos y publicaciones en su cuenta de Instagram.

El proyecto está asociado al programa de Scouts de Argentina, Mundo Mejor, donde sus integrantes reciben el acompañamiento y asesoramiento necesarios para lograr un mejor desempeño. Además, ha conseguido el reconocimiento a nivel nacional por parte de los demás miembros de la asociación.

El año pasado logró obtener el quinto puesto dentro del Presupuesto Participativo, una modalidad de Scouts de Argentina para destinar fondos a proyectos a través de su elección en la Asamblea Nacional. Debido al desarrollo del Plan Nacional de Voluntariado Scout, la entrega del capital se demoró para principios de 2021.

Perspectivas

“Abejas y árboles” tiene como principal propósito enseñar a la comunidad en general sobre la importancia de las abejas, a perderles el miedo si una de ellas se acerca, a no matarlas y a cuidar o mejorar su entorno para su subsistencia.

La pandemia postergó muchas de las acciones planeadas para este 2020. No obstante, el proyecto continuó funcionando desde la virtualidad. En un futuro cercano, cuando las condiciones lo permitan, los rovers esperan poner en práctica todos los conocimientos adquiridos y lograr tener un ambiente más limpio y lleno de color.

Imágenes e información: Abejas y Árboles

Matias Boehler