¿Quiénes son?

Ellos son la Comunidad Rover Osvaldo de Alzaá: Marco, Omar, Lucía Z y Lucía G. Pertenecen al Grupo Scout Mons. J.B. Scalabrini Nº187, dentro del Distrito 4 Zona 8, Partido de Morón.

¿Cómo surgió el proyecto?

Desarrollaron la idea en medio de la pandemia, pudieron ponerse de acuerdo y  pensar en la manera de ayudar y apoyar a personas en situación de vulnerabilidad. Se dieron cuenta de la falta de alimentos naturales en las familias y se propusieron  aportar lo necesario para brindarles el acceso a una alimentación variada, saludable y completa.

¿En qué consiste? 

Ellos brindan un sistema y fuente de alimentación transportable, sustentable y renovable para familias vulnerables. En el proyecto se encargan de la siembra de diferentes vegetales: lechuga, acelga, espinaca, cebolla de verdeo, repollo, remolacha, perejil y rúcula. Gran parte del período de crecimiento está en  manos de ellos y cuando este finaliza las plantas son llevadas al merendero Signo de Esperanza” en Villa Tesei.

Ahí realizan el reparto de los vegetales a las familias que se acercan y que se comprometen en querer seguir cuidando las plantas por el tiempo restante hasta poder consumirlas. Con esto buscan que las personas quieran participar más activamente en el proyecto y se sientan parte. 

Entregan en conjunto: 

  • Un informativo con todo lo que necesitan saber sobre cada planta.
  • Una sencilla receta para que la verdura forme parte de su alimentación.
  • La forma de saneamiento de las mismas.
  • Y el cómo poder reutilizar la planta una vez consumidas sus hojas.

Algo muy importante es que la gran mayoría de las semillas utilizadas fueron parte de una donación, luego de mucho esfuerzo por conseguir quien les provea semillas lo lograron.

¿Qué es lo que quieren lograr como proyecto Scout?

El poder aportar, contribuir y empatizar con la sociedad y buscar dejar el mundo en mejores condiciones. Su meta es hacer valer el servicio a las personas por medio de este proyecto.

¿Que ODS abordan? 

2. Hambre Cero

4. Educación de Calidad 

Siempre lista, Florencia Ortega