Marie Bruns, quien es parte de Girl Scouts, armó este proyecto para los “Gold Award”, un premio que gana menos del 6% de scouts. Tras una búsqueda de Google, se inspiró al darse cuenta que podría combinar dos de sus pasiones: caballos y ayudar a otros.

¿Cómo lo hizo?

Para lograrlo, Marie se acercó a “Inspiration Stables”, una organización sin fines de lucro centrada en la terapia equina, ellos dijeron que sí, sólo que debía ser portátil.

Así que hizo 12 muros de salto, cada uno con estaciones que se enfocan en un sentido diferente. Aquí, los niños con discapacidades podrán interactuar con el mundo que los rodea y ayudar con las habilidades motoras finas.

“Son 12 muros de salto diferentes. Están hechos para adaptarse a todos los diferentes sentidos. Así que hay tacto, gusto y olfato.”

Dijo Marie.

Además, no estuvo sola en el proceso ya que recibió ayuda de muchas personas. Pasaron horas creando todo con madera, botellas y diferentes materiales. Para hacer algo que cada niño necesitaba, tuvo la ayuda de los establos.

El sendero se abrirá cuando el clima sea más cálido. Marie dice que no puede esperar el día para verlo en acción.

Ella cree que fue mucho trabajo, pero sin duda, su recompensa (y la de todo scout) es haber hecho algo por los demás, ¡y ver a los niños usándolo!

SLPS, Natalia Keller

Fotografías tomadas de: Iowa´s News e Inspiration Stables

comunicaciones@fogonvirtualscout.com