Mucho antes de ser la reina que conocemos hoy, Elizabeth segunda, formó parte del Movimiento Mundial de Guías. El nueve de junio de 1937 se reunió por primera vez la Primera Compañía del Palacio de Buckingham. En ella, la princesa fue electa segunda de la patrulla “Martín Pescador” junto con Patricia Mountbattem, como su líder.

Liderazgo de la compañía

Violet Synge lideraba la misma y era comisionada jefa de guías en Inglaterra. Violet recibió el premio Silver Fish, el mayor reconocimiento a un adulto en el Guidismo. El mismo, se obtiene al brindar un excelente servicio en el movimiento de guías.

En la compañía, había 20 guías que eran hijas de miembros de la casa real y empleados del palacio. Durante la II Guerra Mundial fueron suspendidas las actividades por un corto tiempo, pero reabrió en Windsor en 1942. Con el tiempo, Elizabeth se convirtió en una Sea Ranger, es decir el equivalente a los Rovers en el Movimiento Scout.

Otras miembros notables de la compañía

La entidad recibió a la futura reina y también a la princesa Margaret, su hermana. Se reformó la compañía en 1959, para que la hija de Elizabeth, pudiera socializar con chicas de su edad. Luego, se cerró en el año 1963 después de que la joven volviera a su internado.

No solo la hija de la reina fue guía, sino que su hijo, el Duque de York, fue scout. Se unió al scoutismo en enero del año 1968 en la tropa cub scout en San Marylebone. La misma se reunía semanalmente, en el palacio de Buckingham, hasta que luego se reformó en la escuela Heatherdown.

Como podemos ver, el escultismo estuvo presente en varias etapas de la vida de la monarca. Desde ir a la misma compañía con su hermana, hasta mandar a ambos de sus hijos a grupos guías o scouts. Desde el año 1934, se lleva a cabo un desfile scout en el castillo de Windsor, donde se reúnen scouts de todas partes.

S.L Giuliano Tavella Bettini.